Cómo empezar a vender en internet sin “morir” en el intento. (Y sin sitio web)

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Índice del artículo

“Si tu negocio no está en internet, tu negocio no existe”

Esta frase tan radical no la dije yo, sino Bill Gates el cofundador de Microsoft, y aunque pueda sonar exagerado es la realidad que nos ha golpeado después de los cambios que tuvo nuestra vida cotidiana debido al COVID-19, la tecnología avanzó aceleradamente y nos volvimos más dependientes de ella para estar conectados, para trabajar, para comprar y vender. 

Llevo más de 15 años trabajando en el sector de marketing digital y noto que hoy es el momento en que menos tengo que presentar razones para convencer a las personas de que su negocio tiene que estar en internet. De esto ya no hay duda, lo que sí es que la mayoría de las personas no tiene idea de por dónde empezar y cómo obtener resultados sin desperdiciar tiempo ni dinero. 

Cómo no iniciar

Empecemos dejando claro cómo no iniciar:

Cuando le digo a una persona que debe “digitalizar” su negocio y empezar a vender por internet, lo primero que piensan es en que deben tener su propio sitio web o tienda online. Que si bien, son herramientas muy útiles para automatizar el proceso de venta, no te conviene empezar por allí porque:

  1. Suponen una fuerte inversión. Allá afuera hay agencias creando sitios web para todos los presupuestos, puedes encontrar algunas propuestas bastante económicas (aunque quizás tu sitio web no sea atractivo, no tenga información relevante ni esté orientado a vender) u otras propuestas bastante completas pero con costos que van desde los $1,000 USD hacia arriba. Esta inversión puede desestabilizar tu negocio, más considerando el siguiente punto.
  1. No garantizan ventas. Puedes tener el mejor sitio web pero de nada te servirá si no llevas tráfico a él. Su simple existencia no es garantía de que las personas lo visiten o compren. Debes tener una estrategia para llevar visitas a él, ya sea de forma orgánica o pagada. (Te hablaré mejor de esto más adelante)

Con esto no quiero desanimarte sobre tener el sitio web de tu negocio, solo quiero dejar claro que no es el mejor punto de partida.

Piénsalo, la apuesta es alta, invertirás en un sitio, que requerirá dinero y tiempo para que al final puede que no te entregue ningún resultado y por resultado me refiero a ventas. 

Mejor, déjame recomendarte este camino…

Utiliza los recursos que te brindan la Redes Sociales

Lo que me gusta mucho de las Redes Sociales, es que es allí donde están las personas. El 57% de la población mundial las usa y pasan en promedio 2 horas por día en ellas, también tienen una gran capacidad de influir en las decisiones de compra de sus usuarios. 

Con ellas, llevar tráfico hacia tu negocio es más sencillo.

Si vas a empezar a vender en internet te recomiendo esta ruta:

  1. Crea tu página de Facebook

Para crear tu página da clic aquí

Te dejo un tutorial donde te muestro cómo crearla fácil y rápidamente

También está la opción de crear un perfil de Instagram

Tanto en Facebook como en Instagram puedes aplicar los siguientes pasos.

  1. Crea contenidos útiles para tu audiencia.

Una vez creada tu página te recomiendo empezar a generar contenidos que hablen de las ventajas o problemas que solucionan tus productos o servicios, también puedes hablar de otros temas de interés relacionados a tu producto. 

Por ejemplo, si vendes ropa: Podrías generar contenidos que hablen de la mejor forma de combinar prendas de ropa en base a colores, texturas, temporada del año, etc.

Puedes crear contenidos como tutoriales, nuggets, infografías, historias, carruseles, etc. 

Tienes bastantes formatos para elegir, busca el que resulte más atractivo a la audiencia que irás generando. 

A este tipo de contenidos, se les llama orgánicos y son aquellos que tu publicas en Redes Sociales de forma gratuita, ayudan mucho para ir generando una comunidad comprometida con tu negocio y que confíe en él con el correr del tiempo aunque una de sus desventajas es que no tienen mucho alcance.

  1. Crea tu tienda dentro de Facebook o Instagram

Las páginas de Facebook y perfiles de Instagram tiene una opción llamada “Tienda” donde puedes subir un catálogo de tus productos, así la audiencia que irás generando con tus contenidos conocerá lo que vendes. 

Tienes distintas opciones para configurar tu “Tienda”, puedes hacer que las personas que se interesen en algún producto, te contacten a través de Messenger o DM, allí puedes despejar sus dudas, compartir datos de pago y acordar la entrega. 

Otra opción que también recomiendo para automatizar un poco más este proceso es usar un botón de compra en Redes Sociales, lo recomiendo por varias cosas: 

  • Se puede integrar fácilmente a tu tienda de Facebook o Instagram
  • Los clientes pueden pagar con paypal, tarjeta de crédito o débito
  • Trabaja en conjunto con Stripe, una de mis pasarelas de pago favoritas
  • Tiene un costo muy accesible de $2.5 USD por mes
  1. Aprovecha la publicidad pagada de Facebook

Si ya tienes tiempo siguiendo mi blog, sabrás que soy fiel creyente de la publicidad pagada de Facebook, he visto cómo ha ayudado a muchos negocios a crecer y fortalecer sus ventas.

Me tomaría mucho espacio explicarte a detalle todo lo que implica hacer publicidad pagada en Facebook, por eso mejor te comparto mi guía completa para iniciar en Facebook Ads donde aprenderás a usar Facebook Ads para ganar clientes.

Si bien, usar la publicidad pagada de Facebook también requiere invertir dinero (Cómo con el sitio web), la cantidad es menor, lo mínimo a invertir es $1 USD al día, además va más enfocada a conseguir prospectos y ventas.

Hasta este punto hemos visto un embudo de ventas completo que te permite generar prospectos y ventas sin necesidad de tener un sitio web, si llevas a cabo cada paso podrás generar clientes e ingresos de forma constante a través de internet. 

Comparte en:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

¿Te sirvió la información de este artículo?

Si quieres aprender más sobre este tema y vender más con tus Redes Sociales

únete A LA

Escuela de ventas por redes sociales